Calefactor Halógeno Lidl

Supermercados Lidl ya se prepara para el invierno y ha sacado a la venta un calefactor halógeno y un Calefactor con mando a distancia.

Calefactor halogeno Lidl

Su tecnología de tubos de halógeno permite una emisión de calor de forma rápida y silenciosa. Puede generar una agradable temperatura sin producir corrientes de aires incómodas, por lo que es ideal incluso para personas alérgicas o con asma.

Características

  • La seguridad es fundamental, por eso el calefactor cuenta con una rejilla que protege de quemaduras. También, cuenta con un sistema que hace que se apague automáticamente en caso del calefactor se caiga o se vuelque.
  • Cuenta con un sistema que impide que se sobrecaliente
  • La potencia máxima que puede alcanzar es de 1200 W
  • Tiene tres niveles de temperatura que se expresan en potencia de 1200 W, 800 W y 400
  • Las dimensiones del producto son de 33 x 50 x 22 cm
  • Puede girar 90° con el fin de esparcir el calor
  • El uso del calefactor está indicado para habitaciones aisladas, no apto para el aire libre.

Precio

Las características de este producto hacen que sea una oferta muy atractiva al tener un precio de 19,99 €, está disponible en Supermercados Lidl y en compra on-line en la web oficial de Lidl.

Mejores calefactores halógeno

Te presentamos los calefactores eléctricos de halógeno más vendidos y mejor valorados en Amazon.

Os recomendamos que reviséis los calefactores Cecotec son de excelente calidad y están a muy buen precio.
VER LOS CALEFACTORES MÁS BARATOS DEL MERCADO

calefactor halogeno cecotec

Guía de compra para calefactor halógeno

Si al llegar el invierno te preguntas sobre soluciones rápidas, económicas y de bajo consumo energético, los calefactores halógenos se posicionan como una muy buena opción.

Estas estufas eléctricas producen un calor casi inmediato y son muy respetuosas con el medio ambiente. Te presentamos una guía para saber cómo elegir un calefactor halógeno.

¿Qué características tiene un calefactor halógeno?

Alta eficiencia térmica: producen calor mediante un filamento que se encuentra dentro de un tubo de vidrio que contiene gas halógeno, ese filamento se calienta cuando la energía pasa por él y al hacer reacción con el gas logra un aumento de la temperatura. Esto tipo de calor generado por radiación logra ser la más eficiente y económica entre los calefactores eléctricos.

Irradiación directa: los calefactores halógenos funcionan calentando directamente los objetos a su alrededor, en lugar de calentar el aire. Esto permite que el calor se concentre en la parte media y baja de la habitación, por lo cual puede ser usada en casas con techos altos y conseguir una temperatura agradable.

Versátiles: pueden utilizarse en diferentes espacios del hogar, incluso en edificios antiguos o casas de campo que no tienen aislante, logrará generar calor para aumentar la temperatura de una estancia o dormitorio. Pueden trasladarse fácilmente, no son pesados, aunque se debe tener cuidado cuando están encendidos pues estará a una temperatura elevada.

Económicos: son una de las soluciones para generar calor más económicas del mercado en términos del valor del producto. Sin embargo, es a nivel de consumo donde presentan el mayor ahorro.

Calienta de forma inmediata: esta es otra ventaja en términos de ahorro energético a corto plazo. Al no haber pérdidas de calor un calefactor halógeno puede comenzar a subir la temperatura desde su encendido.

El calor se puede direccionar: como el calor se emite de forma directa sobre los objetos, el aparato se puede orientar para que concentre su acción en el espacio u objetos que se precise. Muy conveniente para cuando se llega de la calle con frío y deseando encontrar calor en el hogar.

Calor limpio: no genera residuos tóxicos, humo ni contaminación por radiación electromagnética. Por esta razón, son muy seguros para los hogares e incluso para personas con alergias o hipersensibilidad. Además, al no crear corrientes de aire no levantan ni facilitan la circulación de ácaros, polvo y otros alérgenos.

Silenciosos: comparados con los calentadores con ventilador, los calefactores halógenos o infrarrojos no generan ruidos molestos.

Compactos: su tamaño es reducido por lo que es muy fácil manipularlos, transportarlos e instalarlos. Además, no ocupará gran espacio en tu estancia.

¿Qué se debe considerar antes de comprar un calefactor halógeno?

Uso: aunque la mayoría de los calefactores halógenos están diseñados para colocarlos en el suelo y ser utilizados en interiores, existen otros tipos de gran utilidad. Por ejemplo, los calefactores halógenos para patios y exteriores; los hay tipo lámpara para ser guindados o colocados en el techo o el toldos; los de pared; los que tienen ruedas y los mini-calefactores halógenos.

Así que ten en cuenta qué tipo de uso darás al calefactor para elegir el correcto. También debes considerar que no pueden ser utilizados por demasiado tiempo, no es un sistema de calefacción integral, sino un aparato para uso puntual.

Potencia: generalmente la potencia de este tipo de calefactores ronda los 1000 W, aunque los hay de mayor potencia. Mayor potencia implica que puede llegar a temperaturas más altas y calentar espacios más grandes, aunque siempre se recomienda utilizarlos en espacios de 10 m2.

Protección adecuada: como se ha mencionado, los tubos del calefactor halógeno pueden llegar a altas temperaturas cuando está funcionando. Debido a esto, debes asegurarte de que la protección del aparato sea adecuada para evitar quemaduras, sobre todo si se tienen niños en casa.

Protección contra salpicaduras: este elemento debe consultarse en las características del producto pues no todos presentan protección contra salpicaduras. Esto sólo es necesario para aquellas personas que piensan utilizar el calefactor en el cuarto de baño.

Regulador de calor: muchos calefactores cuentan con botones o perillas para ajustar la temperatura de acuerdo a la situación y necesidad. Incluso, hay algunos aparatos que tienen un termostato y un sistema incorporado que les permite autoregularse.

Largo del cable: otro elemento a considerar es el largo del cable, este debe ser lo suficientemente largo como para que pueda colocarse en donde se desee.

Garantía de calidad y estándares europeos: los sellos y certificaciones europeas garantizan la calidad del producto. Esto es muy importante debido a que es una forma de asegurarse de que realmente no va a emitir elementos tóxicos o contaminación electromagnética.

Sistema de seguridad antivuelco: siguiendo con la seguridad, se debe verificar la estabilidad del producto, no es bueno que un pequeño tropezón acabe por tumbar el calefactor.

¿Cuánto pagar por un calefactor halógeno?

El precio del un calefactor halógeno de suelo varía entre los 15 € y los 40 €, siendo las marcas más vendidas Orbegozo, S&P, AKO, y Olimpia. Aunque, pueden conseguirse mini-calefactores por 10 €.

En cuanto a los calefactores de exteriores, pueden rondar los 100 €, como el caso del Qlima Calefactor para Patio Exterior Calor Halógeno 1500 W. Por otro lado, calefactores tipo lámpara pueden conseguirse por sobre los 50 €.

Los más caros, suelen tener funciones como ajuste de altura y mando a distancia; por ejemplo, el Blumfeldt Heat Guard Pro Calefactor infrarrojo de pie apto para interiores y exteriores, disponible a un precio de 219,99 €.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here