Dispensador eléctrico de jabón de Lidl

El dispensador eléctrico SilverCrest de Supermercados Lidl tiene sensor de movimiento para dispensar el jabón con tan sólo colocar la mano o esponja frente al producto.

dispensador jabon

De este modo, resulta muy práctico e higiénico pues no hay necesidad de entrar en contacto con el dispensador. Es apto para diferentes tipos de jabones líquidos, desinfectantes y lavavajillas.

Características

  • El contenedor tiene una capacidad de 330 ml
  • Tapa extraíble que permite recargar jabón sin esfuerzo
  • Se puede monitorear el contenido porque el contenedor es de material traslúcido matizado
  • Incluye pilas desechables
  • Las medidas que aporta el fabricante son de 8,3 x 19,5 x 13,6 cm.

Precio

Este producto tiene un precio de 8,99 € y está disponible en Lidl online y en Supermercados Lidl. Es caso de que la compra se realice por la página, se deben agregar 3,99 € por los costes de envio.

Mejores dispensadores eléctricos de jabón

Os presentamos los dispensadores eléctricos de jabón más vendidos y mejor valorados en Amazon.

Si te gusta el cuidado de tus manos y uñas te recomendamos que veas la review de set de manicura de Lidl

Guía de compra de dispensadores eléctricos de jabón

Si ya has decidido comprar un dispensador de jabón para tu casa, oficina o negocio, tal vez debas valorar antes las diferentes opciones y características de estos productos para asegurarte de realizar una buena compra. Aquí te dejamos todo lo que necesitas saber antes de comprar un dispensador de jabón.

dispensador jabon automatico lidl

¿Qué tipos de dispensadores de jabón hay en el mercado?

Aunque este análisis se centre en los dispensadores eléctricos, es bueno saber las otras opciones disponibles para poder comparar sus virtudes y optar por la que más se ajuste a tus gustos y necesidades.

Dispensador de jabón tradicional

Este tipo de dispensadores pueden ser hasta ahora los más extendidos, se trata de un contenedor que incorpora un mecanismo de suministro de jabón, champú o detergente líquido a través de la presión mecánica o manual de un botón o palanca.

Muchas veces, la presión se ejerce en la parte superior del dispensador, mientras que otras veces el botón que acciona el mecanismo  se encuentra en la parte inferior. Este tipo de productos pueden presentarse en diferentes tamaños aptos para el hogar, o en hasta tamaños industriales utilizados sobre todo en centros comerciales o restaurantes.

Pros:

  • Son versátiles en cuanto a su uso, pues se pueden utilizar en el cuarto de baño, en la ducha, en el tocador, en la cocina, en negocios, etc.
  • Son higiénicos, a pesar de que hay que tener contacto con el dispensador para obtener el líquido, no se compara con compartir una pastilla de jabón.
  • Diversidad de formatos, pueden venir es muchos diseños con diferentes fines, incluso hay algunos que pueden sujetarse a la pared.
  • Son económicos porque no utilizan tecnología de punta.

 

Contras:

  • El mecanismo de suministro suele tener problemas si no está bien construido o utiliza materiales endebles.
  • Al necesitar el contacto para ser accionado, el dispensador está sujeto a que se ejerza demasiada presión o fuerza por algunos usuarios.
  • No es la forma más higiénica de dispensar jabón comparándola con los dispensadores automáticos.

Dispensador eléctrico o automático

Estos dispensadores son más sofisticados y avanzados. Al igual que los tradicionales, éste está conformado por un contenedor donde se coloca el jabón y una boquilla por donde saldrá el líquido. La diferencia reside en el tipo de mecanismo utilizado para dispensar.

Así, los dispensadores automáticos cuentan con tecnología que le permite saber cuando la persona está lo suficientemente cerca para dispensar el jabón. No es tan misterioso como suena, la mayoría de las veces se basa en un sensor infrarrojo de movimiento que percibe cuando la mano está frente al dispensador y acto seguido se acciona el suministro de jabón.

Este mecanismo de suministro logra ser muy eficiente, aunque hay empresas que lo han llevado a otro nivel y cuentan con dispensadores con pantalla LED que muestra el nivel del tanque o contenedor y que además permiten ajustar la dosis de jabón a ser suministrada en cada acción, muy conveniente para adaptarlo a requerimientos personales y ahorrar jabón.

Pros:

  • Es el mecanismo más higiénico para dispensar jabón, detergente o lavavajillas.
  • Pueden ser utilizado en hogares, negocios, centros de salud, oficina, cuartos de baño, talleres, etc.
  • Vienen en diferentes formatos para adaptarse a los requerimientos de espacio y funcionalidad.
  • Al no tener contacto con el aparato, su vida útil puede extenderse pues no está expuesto a presiones y malos tratos.
  • Son muy cómodos ya que no tendrás que realizar ningún esfuerzo para utilizarlos.

Contras:

  • Utilizan batería, ya sean recargables o pilas de desechables es algo que siempre vas a necesitar para que el mecanismo funcione.
  • Al utilizar pilas y ser aparatos eléctricos no están recomendados para ser utilizados en la ducha.

¿Qué características debe tener un buen dispensador de jabón?

Materiales: cualquiera sea el tipo de dispensador que elijas deberás fijarte que esté construido en materiales resistentes al agua, ya sea en plástico de buena calidad o, mejor, en acero inoxidable. Debes evitar el plástico recubierto de una capa plateada que suele pelarse con el tiempo y el contacto con el agua.

Lo mismo aplica para las palancas o botones que accionan el mecanismo de suministro de los dispensadores tradicionales. Deben ser lo suficientemente resistentes para soportar el uso cotidiano al que vaya a ser sometido.

Capacidad: esto es importante y relativo. Si vas a necesitar un dispensador para muchas personas es mejor aquellos que tengan un tanque más grande. Mientras que si se va a utilizar en un baño unipersonal pocas veces al día y necesitas ahorrar espacio puedes optar por un contenedor más pequeño.

Colocación: esto también depende de las necesidades. Si tienes un negocio o poco espacio en el lavabo, puede ser mejor un dispensador que se sujete con tornillos a la pared, esto evitará que alguien pueda llevárselo, que se caiga o se ruede. En cambio, si quieres trasladarlo o prefieres que esté justo al lado del grifo es preferible uno de cuerpo independiente.

¿Cuánto pagar por un dispensador de jabón?

En general, los dispensadores de jabón no son caros. Pueden encontrarse desde 8 € hasta 40 € en el caso de los tradicionales. Y en el caso de los automáticos desde 9 € hasta 50 €. Todo dependerá de la calidad de los materiales y la marca.

También, hay productos que pueden variar desde los 40 € hasta los 80 € que vienen con regulador de dosis, mando a distancia y pantalla. Asimismo, aquellos de alta calidad construidos en acero inoxidable y de doble tanque de dosificación para champú y acondicionador ideados para la ducha.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here