Calefactor con mando a distancia de Lidl

Supermercados Lidl ya tiene a disposición un calefactor eléctrico con mando a distancia, que calienta con rapidez y de forma sencilla.

calefactor lidl con mando a distancia

Cuenta con regulación de calor y es transportable. Este calefactor SilverCrest cumple con los más altos estándares de calidad europeos. Además, tiene pantalla LED para indicar la temperatura ambiente.

Características

  • Calor rápido y agradable.
  • Regulación de la temperatura de entre 6 a 38 °C
  • Regulación del tiempo del encendido de la calefacción
  • Giro de 90 para disipar eficientemente el calor.
  • Cuenta con pantalla LCD para señalar la temperatura ambiente.
  • Práctica cavidad en la parte posterior para transportar
  • Compartimento independiente para guardar el mando a distancia.
  • De volcarse por accidente, el calefactor se apagará automáticamente.
  • Dos niveles de potencia: 1000/2000 W.
  • Viene incorporado un sistema antihielo para evitar que la temperatura descienda por debajo de los 0 grados.
  • Las dimensiones son 20,5 x 30 x 14 cm
  • Potencia máxima de 2000 W.
  • Incluye: Mando a distancia y pila para el mando a distancia.

Precio

El práctico calefactor eléctrico con mando a distancia de Lidl está disponible a un precio de 24,99 € más 3,99 € por gastos de envío, en caso de compra on-line.

VER LOS CALEFACTORES MÁS BARATOS DEL MERCADO

Mejores calefactores eléctricos

A continuación los calefactores eléctricos más vendidos y mejor valorados en Amazon.

Guía de compra para calefactores eléctricos

Si estás buscando un calefactor eléctrico ya sabrás que hay una gran cantidad de opciones en el mercado. Para no perderse entre ellas y lograr comprar el calefactor perfecto para ti te dejamos esta guía de compra con lo que necesitas saber sobre estos artefactos.

¿Qué tipo de calefactores eléctricos hay?

En España existe una amplia variedad de calefactores, son muy demandados debido a que tienen bajo consumo energético, son económicos y muy prácticos. Los calefactores eléctricos funcionan gracias al efecto Joule que consiste en la disipación de energía generada al pasar la corriente por un conductor.

De este modo, pueden distinguirse los siguientes tipos de calefactores eléctricos:

Termoventiladores: son calefactores eléctricos que pueden generar su calor a través de diferentes tecnologías y se distinguen por utilizar aspas de ventilador para ayudar a distribuir el calor generado por el artefacto. El calor se genera en una resistencia eléctrica, generalmente de cerámica, que sobrecalienta y aumenta la temperatura del ambiente.

VER TERMOVENTILADORES

termoventiladores baratos

Son los calefactores más demandados en el país, ideales como complementos de sistemas de calefacción, o para calentar habitaciones pequeñas, son muy ligeros y fáciles de transportar. Además, la tecnología de cerámica utilizada en la mayoría de este tipo de calefactores demanda poca energía eléctrica. Aunque pueden ser un poco ruidosos.

Las marcas más conocidas son Cecotec, De’Longui, Taurus, Rowenta, y Dyson. Ésta última ha desarrollado sistemas de ventilación sin ventilador para lograr un calefactor muy silencioso, tal es el caso del Dyson AM05.

Calefactor eléctrico cerámico: son calefactores muy eficientes que funcionan calentando un cable metálico incrustado en placas de cerámica que se calientan e irradian el calor en el ambiente. Una ventaja de este tipo de calefactores es que no resecan el ambiente debido a que consumen poco oxígeno al momento de generar el calor.

VER LOS CALEFACTORES CERÁMICOS

calefactores ceramicos

Estufa eléctrica halógena: es el calefactor eléctrico más económico en términos de consumo eléctrico. Funciona mediante un filamento que está dentro de un tubo de vidrio con gas halógeno, al calentarse el filamento reacciona con el gas produciendo un incremento significativo de la temperatura.(Ver la estufa halógena de Lidl)

Las principales marcas comerciales son Orbegozo, S&P, Olimpia y AKO.

Calefactor eléctrico de infrarrojos: A diferencia de otros calefactores, este tipo no esparce el calor por el aire sino que lo irradia directamente sobre los objetos a su alrededor. Esto hace que pueda funcionar perfectamente incluso en habitaciones de techos altos pues el calor se concentra en la parte media y baja. Son muy eficientes energéticamente.

Radiadores eléctricos de aceite: son calefactores muy seguros porque no tiene superficies expuestas que se sobrecalientes. También, se diferencian del todos los anteriores porque se basa en que la corriente eléctrica calienta un aceite que transfiere el calor hacia el exterior del radiador.

Esto implica que el fluido sigue caliente aún después de haberse apagado, por lo que se puede disfrutar del calor durante aproximadamente 30 minutos luego de apagado, muy conveniente a la hora de ir a dormir. Aunque también tardan más en calentarse comparado con otro tipo de calefactores. Son aparatos muy silenciosos.

Las marcas más recomendadas son De’Longui, Orbegozo, AEG y FM.

¿Qué características hay que tener en cuenta antes de comprar un calefactor eléctrico?

Potencia: la potencia es uno de los aspectos más importantes a la hora de elegir un calefactor eléctrico y va a depender del espacio o espacios que queremos calefaccionar. Si se elige un calefactor de baja potencia para un espacio grande no alcanzará a calentar el lugar y estaremos pasando frío y perdiendo dinero en electricidad.

La potencia aproximada para calentar un espacio de 12 m2 es de 600 a 900 W, dependiendo de las condiciones de aislamiento de la habitación, con esto puedes hacerte una idea de la potencia requerida según las dimensiones de tu estancia.

Regulador de calor: ya sea con mando a distancia o directamente con perillas y botones, es importante poder regular la temperatura del calefactor. Esto evitará que, por ejemplo, en un espacio pequeño como el cuarto de baño  se suba demasiado la temperatura por no poder regularla.

Termostato: es muy útil tener incorporado un termostato en el calefactor pues ayudará a alcanzar y mantener la temperatura deseada.

Consumo: la diferencia de consumo muchas veces radica en la tecnología utilizada, aunque también puede variar de una marca a otra según la calidad de construcción. Por eso, se recomiendan aquellos calefactores que tengan una certificación de consumo energético tipo A.

Facilidad para utilizar y mantener: la mayoría de los calefactores son muy sencillos de utilizar, sólo bastará con enchufarlos, aunque cuando tienen prestaciones más avanzadas se debe asegurar que sean intuitivos en su funcionamiento. También vale la pena verificar el tipo de mantenimiento que necesita cada artefacto antes de comprarlo.

¿Cuánto cuesta un calefactor eléctrico?

El rango de precios de los calefactores eléctricos es muy amplio. Los modelos más sencillos para el suelo pueden tener un precio desde los 15 €, mientras que algunos modelos de pared rondan los 40 € o 50 €. También hay calefactores potentes que pueden utilizarse incluso en exteriores que llegan a superar los 200 €.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here