Mejores alimentos para comprar en una cuarentena

La crisis del coronavirus está provocando una situación de emergencia que incluso las autoridades sanitarias nos invitan a quedarnos en casa y a evitar las aglomeraciones y el contacto con otras personas.

cuarentana alimentos - Mejores alimentos para comprar en una cuarentena

Sin embargo, una buena alimentación sana y diaria es necesaria. Muchos son los que ante esta situación realizan unas compras sin control de productos sin pensar en sus necesidades ni en las características nutricionales de los mismos.

A continuación te vamos a ofrecer una serie de consejos para que realices una compra sana y racional que te permita pasar estos días de obligado aislamiento.

El primer error que cometemos es comprar alimentos congelados y ultraprocesados. Estos productos, al tener una amplia durabilidad, con una larga fecha de caducidad nos resultan atrayentes. Pero olvidamos que contienen grandes cantidades de conservantes, sales y azúcares añadidos muy perjudiciales para nuestra salud.

Para evitar este error, si es posible, hemos de sustituir esos alimentos por otros, preferiblemente no perecederos, que duren en el tiempo de forma natural.

Tabla de contenidos

La lista de la compra

Por otro lado, frente a las compras compulsivas y sin control, los expertos en Dietética y Nutrición nos aconsejan realizar una lista de la compra. Esa lista que nos va a permitir llenar la despensa para afrontar los días de ese aislamiento debe hacerse por grupos de alimentos  y nunca deben faltar:

  • Legumbres. Esenciales, los garbanzos, las lentejas, las judías blancas o pintas… frescos preferiblemente o en conserva. Los guisantes congelados o en conserva y la quinoa.
  •  Verduras y hortalizas. Ante la dificultad de salir a la compra a diario deberemos comprarlos en conservas o congelados: las judías verdes, espinacas, menestra de verduras, tomate triturado… Tampoco debemos olvidar las patatas de mayor durabilidad, las cebollas y los ajos así como las zanahorias, la col, la lombarda o la coliflor que tienen mayor durabilidad siempre fuera de la nevera al contrario de lo que la gente suele pensar. Descartaríamos el brócoli, la lechuga y los tomates por su escasa vida natural.
  •  Cereales. Pasta, arroz, pan tostado, cereales de desayuno…
  •  Frutas y frutos secos. Conservas de melocotón o de piña, mermeladas, zumos sin azúcares añadidos y frutos secos naturales como pistachos, nueces, avellanas… Sobre las frutas escogeríamos las que tienen una mayor duración después de la recolección como las naranjas y las mandarinas
  •  Pescados y mariscos. bacaladas, salazones de atún, conservas en aceite de oliva o al natural y piezas perecederas para congelar en casa como el salmón, la merluza, rape o dorada.
  •  Carnes y productos curados o en salazón como el jamón serrano, lomo embuchado, cecina. Una buena opción es comprar carne fresca de pollo, ternera o cerdo y congelar en casa.
  •  Lácteos. Leche, yogures, quesos…
  •  Café, té y especias para condimentos
  •  Aceite y vinagre. Preferiblemente aceite de oliva.
  •  Postres y dulces. Cacaos, chocolate, siempre que se pueda sin azúcares añadidos. Descartamos la bollería industrial por sus altos contenidos en grasas saturadas

Como la compra va ser para unos quince días, si queremos aumentar la vida útil de algunos productos perecederos los expertos nos aconsejan realizar prácticas caseras como el escaldado, el congelado y también el envasado al vacío.

Mirar fecha de caducidad

A la hora de realizar una compra masiva para tantos días es imprescindible que nos fijemos en al fecha de caducidad.

Con la mayoría de los productos no vamos a tener problemas ya que la pasta seca y el arroz, por ejemplo duran de 6 meses a un año. Las legumbres también tienen una larga duración que va de meses a años.  Lo mismos sucede con los cafés, cacaos, chocolate etc.

Por otro lado, aceite no tiene fecha de caducidad pero se aconseja consumir en un año para que no pierda sus propiedades.

Del mismo modo, las leches envasadas o los zumos, tienen una larga fecha de caducidad, pero hemos de tener en cuenta que, una vez abiertos, duran menos de un mes las leches y de tres a cuatro días los zumos.

Especial atención debemos prestar a los huevos. Se consideran un alimento perecedero, pero bien refrigerados pueden durar tres semanas. Una vez pasadas esas tres semanas debemos desecharlos para prevenir intoxicaciones.

Compra para dos semanas

Teniendo estas consideraciones en cuenta y ante los consejos de las autoridades sanitarias de evitar las salidas del domicilio te proponemos la siguiente lista de la compra para dos semanas, por persona, en cantidades aproximadas:

  •  1 kg. de legumbres
  •  1 kg. de pasta
  •  0,5 kg de carne de ternera
  •  2 kg. aproximadamente de verdura congelada (según tus gustos)
  •  2 lomos de bacalao en salazón
  •  0,5 kg de rape congelado
  •  1 docena de huevos
  •  0,5 kg de salteado de gambas congelado
  •  400 gr. de tacos de jamón
  •  1 l. de aceite de oliva virgen extra
  •  6 latas de conservas de pescado y marisco (atún, mejillones…)

Con esto sería más que suficiente para afrontar las incomodidades que el coronavirus está causando. No olvides tampoco surtirte de los productos necesarios para la higiene personal y el lavado de la ropa. Con todo ello y con un comportamiento racional y coherente lograremos que esta crisis del coronavirus sea una simple anécdota.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here