Cárdigan largo diseñado para mujer en Lidl

Un cárdigan largo representa una de las prendas de vestir más cómodas que existen para las mujeres. Seguro que te encantarán los modelos que nos ofrece el supermercado Lidl en la sección de ropa femenina, cuyas características los hacen idóneos para el día a día.

cardigan largo para mujer en lidl
Cárdigan largo diseñado para mujer en Lidl

Si quieres comprar un cárdigan de los que oferta esta empresa, tienes que conocer todas sus características, precio y la mejor manera de conservarlo en buen estado.

Los cárdigans mejor vendidos en Amazon son:

Características

Las principales características que tiene el cárdigan largo para mujer que encontramos en Lidl son las siguientes:

Diseño moderno

Esta prenda tiene un diseño bastante moderno con punto en relieve y bolsillos superpuestos a cada lado, con un tamaño idóneo para llevar diferentes objetos.

Materiales resistentes

La tela de este cárdigan se caracteriza por ser un 51% de algodón y un 49% de acrílico, razón por la cual es bastante resistente y duradero.

Tres colores

Esta prenda femenina está disponible en tres colores que son a rayas blanco y negro, azul con amarillo o azul oscuro.

Diferentes tallas

Las tallas en las que podemos encontrar este cárdigan son S, M y L. Es muy importante cerciorarse de la disponibilidad de la talla del cárdigan en el modelo que se desea comprar.

Una alternativa que seguro también te gustará es el cardigan de punto grueso o el poncho reversible.

Precio en Lidl

Esta prenda de vestir para mujer puedes conseguirla tanto en la tienda en línea como en la sede del supermercado Lidl por un precio de 7,99 euros en total, con el IVA incluido.

Si haces tu compra electrónica, al precio del cárdigan tienes que agregarle el coste correspondiente al pago del envío hasta el domicilio que indicas en la plataforma, cuyo precio depende directamente de la distancia a la que se encuentra.

Cuidados importantes para la conservación

El cuidado que se debe tener a este cárdigan que vende Lidl es bastante sencillo, pues basta con lavarlo siempre en lavadora, con el agua a una temperatura que no supere los 30 grados centígrados, sin agregar ningún tipo de blanqueador o productos de ese tipo.

En cuanto al secado, puedes dejarlo que se haga al aire libre o colocarlo en la secadora, pero a una temperatura baja para garantizar que los tejidos no sufran. Si quieres plancharlo la temperatura de la plancha no puede ser mayor a los 150 grados centígrados. No es adecuado lavarlo con la técnica al seco.

Botón volver arriba