Té Rojo Mercadona

El té de hierbas es uno de los productos que aporta más beneficios al organismo, por lo que su consumo se ha incrementado en los últimos años. Uno de ellos es el té rojo, el cual destaca principalmente por sus propiedades diuréticas y adelgazantes.

te rojo mercadona 1024x473 - Té Rojo Mercadona

Este producto de origen asiático se ha convertido en el favorito de muchas personas que desean mantener un estado de salud adecuado en lo que a peso corporal y conservación del sistema cardiovascular se refiere. Tanto así que, muchos países del mundo lo importan directamente desde China.

Antes de proceder al análisis de este Té Rojo Hacendado os dejamos los tres más vendidos en Amazon y los que mejores valoraciones.

¿De dónde proviene el té rojo?

El té rojo viene de una planta que es cultivada en China, específicamente en Yunnan, desde el año 200 antes de Cristo; es decir, su cultivo, procesamiento y consumo es una práctica milenaria que se lleva a cabo con aplicando técnicas ancestrales diferentes a las que se usan a la hora de producir otro tipo de té.

Al igual que otros tipos de té como el negro, el blanco y el verde, el rojo se extrae de la planta cuyo nombre es Camelia Sinensis, la cual se somete a un proceso específico de fermentación que le permite destacar las propiedades y características provechosas para el organismo.

La coloración que tienen las hojas de este té es un poco cobriza, al conservarse en barricas de roble, donde ejecutan su respectiva fermentación antes de procesarlas para elaborar el té. Tiene un sabor que resulta agradable para el paladar, incluso cuando se consume sin edulcorantes.

Propiedades y beneficios que aporta el té rojo

El consumo frecuente del té rojo de Mercadona es una práctica que proporciona una gran cantidad de beneficios importantes gracias a las propiedades naturales que posee, tales como:

Antioxidante

Los minerales y vitaminas que aporta este producto tienen la propiedad antioxidante. Es decir, combaten los radicales libres, frenando así el proceso de envejecimiento celular que se produce de manera natural, evitando de esa forma la aparición prematura de arrugas y líneas de expresión.

Depura y desintoxica

Esta es la propiedad principal del té rojo, estimula la eliminación y depuración completa de toxinas negativas para el organismo, tales como las grasas y el alcohol, las cuales afectan directamente el bazo y el hígado.

Es decir, cuando una persona lleva una dieta muy alta en grasas y su consumo de alcohol es elevado, consumir té rojo durante el día le ayuda a eliminar las sustancias tóxicas que se producen y acumulan en su organismo, previniendo así el desarrollo de posibles enfermedades metabólicas y cardíacas.

Estimula el sistema inmunológico

Los componentes de este producto refuerzan las defensas propias del organismo contra virus e infecciones, gracias a que estimula el funcionamiento óptimo del sistema inmunológico. Por tanto, tomar a diario té rojo reduce las posibilidades de sufrir infecciones o enfermedades de origen viral como la gripe.

Ayuda a mantener el peso

En vista de que el té rojo es altamente depurativo, ayuda a eliminar las grasas del cuerpo, por lo que evita la acumulación de lípidos que conllevan a un incremento de peso indeseado.

Además, es una bebida que produce una sensación de saciedad por un tiempo prolongado, lo que evita el picotear entre horas, ayudando a conservar un peso saludable.

Evita el deterioro de los huesos

Una de las propiedades más interesantes de este producto es que es muy rico en calcio, por lo que ayuda a conservar la buena salud del sistema óseo. Incluso algunas personas intolerantes a la lactosa consumen este té como un sustituto de la leche, lo que le permite mantener niveles adecuados de calcio en el organismo.

Evita el acné

Algunos de los ingredientes del té rojo funcionan como sustancias que eliminan diversos gérmenes que afectan el cuerpo; entre ellos los que dan origen al acné, por tanto, es un producto efectivo para evitar el desarrollo de espinillas y erupciones de la piel, en especial en los adolescentes.

Previene enfermedades cardiovasculares

Como este té ayuda a eliminar las grasas presentes en el sistema cardiovascular, evita el desarrollo de enfermedades del corazón y de la circulación sanguínea. Incluso se considera bastante efectivo para mantener estables los niveles de presión arterial, aunque no es un sustituto de los medicamentos empleados para ello.

Estimula el proceso digestivo

Uno de los componentes naturales de este té ayuda a que el proceso digestivo se realice de manera adecuada, en especial cuando se consumen comidas muy ricas en grasa.

Esto se debe a que es una bebida que activa y estimula la generación de los ácidos gástricos y sales biliares que tienen por función descomponer los alimentos que se consumen, mejorando de esa forma el proceso de metabolización.

Favorece el funcionamiento del hígado

Este producto es muy beneficioso para el hígado, funciona como un potente estimulante del metabolismo hepático; es decir, garantiza que este órgano realice su trabajo de manera óptima en lo que a depuración del cuerpo se refiere.

Disminuye el ácido úrico

El té rojo representa un tratamiento bastante efectivo para disminuir los niveles altos de ácido úrico, los cuales afectan considerablemente las articulaciones del cuerpo.

Si quieres otros productos de Mercadona con muchas propiedades te recomendamos:

Precio del té rojo Cha de Mercadona

En la sección de té e infusiones de los supermercados Mercadona puedes encontrar el té rojo en una caja de cartón que contiene 20 sobres, cuyo peso es de 2 gramos cada uno, un total de 40 gramos.

Es de la marca Hacendado y viene con un sistema práctico para extraer los sobres de forma fácil. Su precio es tan solo de 1.70€ y puede durar unos 15 días aproximadamente, si se toman unas tres tazas al día.

Valor nutricional del té rojo

Por cada 100 mililitros de té rojo, le aportamos al organismo un total de solo 2 calorías, 0 gramos de grasa, 0 gramos de hidratos de carbono, 0 gramos de fibra, 0 gramos de proteína y 0 gramos de sal.

Recomendaciones para preparar el té rojo

El té rojo se prepara de una forma muy sencilla, gracias a que su presentación es bastante práctica. Solo basta con verter unos 200 mililitros de agua caliente sobre la bolsa del té y dejar actuar la mezcla durante un período de tres a cinco minutos. No se recomienda su introducción en el microondas.

No es adecuado mezclar este té con leche, en vista de que esto tiende a perturbar el proceso natural de absorción de los antioxidantes, provocando así una reacción opuesta a lo que se desea.

Tampoco es adecuado mezclar esta bebida con el zumo de pomelo, pues esa combinación puede provocar un incremento en los niveles de cafeína en el organismo, conllevando a efectos secundarios indeseados.

Este producto también puede consumirse frío. En ese caso, una vez que se tiene el té preparado, se dejar enfriar unos minutos y se introduce en la nevera o se echan unos hielos para tomarlo en el momento. Sin embargo, lo más recomendable es tomarlo caliente para aprovechar todas las bondades que ofrece.

Cantidad de té rojo recomendado

Según los expertos, la cantidad de té rojo que debemos consumir al día es de tres tazas como máximo y sin agregar azúcar, pues no es necesario ya que este producto posee un sabor bastante agradable. En tal caso, si se quiere endulzar puede echarse miel o edulcorante.

El momento más idóneo para consumir cada taza es después de las comidas, del desayuno, de la comida y de la cena. De esa manera se aprovechan al 100% todos los beneficios que este producto proporciona al organismo.

Es aconsejable adoptar esta práctica como un hábito diario que permite sustituir la cafeína por una bebida mucho más saludable. Lo más adecuado es consumir este té mientras se lleva una dieta sana y equilibrada y se combina con la práctica constante de ejercicio. De esa forma los beneficios se palparán con mayor rapidez.

¿A quiénes beneficia el consumo de té rojo?

Todas las personas pueden consumir a diario el té rojo, siempre que no esté contraindicado por su condición de salud. Sin embargo, es un producto que resulta muy beneficioso para quienes llevan una dieta alta en grasas, en vista del trabajo de depuración de hígado que ejecuta en el organismo.

Precisamente por ello también es muy efectivo para quienes consumen alcohol con frecuencia. Incluso hay gente que toma varias tazas de té rojo al día cuando presentan una fuerte resaca.

Otro grupo de personas para quienes resulta bastante provechoso tomar este producto con frecuencia son aquellas que presentan niveles de colesterol y triglicéridos altos, en vista de que los ingredientes naturales que posee ayudan a disminuirlos paulatinamente.

También resulta adecuado para las personas con tendencia al desarrollo de enfermedades degenerativas de los huesos, tales como la osteopenia y osteoporosis, pues aporta una cantidad de calcio considerable que ayuda a conservar en buen estado el sistema óseo.

Para aprovechar al máximo los beneficios que aporta esta bebida es importante no agregarle azúcar ni mezclarla con otras sustancias, debido a que esto puede alterar considerablemente los efectos que produce en el organismo.

En el caso de los niños, antes de darles este tipo de producto es necesario consultar previamente con el médico pediatra acerca de las ventajas y consecuencias que su consumo puede ocasionarles, aunque por lo general resulta bastante saludable, en especial para los que comen muchas grasas.

¿El té rojo tiene contraindicaciones?

La verdad es que sí. Aun cuando el té rojo es de origen natural y resulta muy beneficioso para el organismo existen algunas contraindicaciones que deben considerarse antes de consumirlo, tales como:

  • Las personas que tienen deficiencia de hierro, en vista de que este producto tiende a interferir en el proceso de absorción de dicho mineral.
  • Quienes sufran de alguna enfermedad generada por anemia o niveles de hemoglobina muy bajos.
  • Aquellos que tienen una condición de presión arterial alta, pues este té contiene teína en grandes cantidades, sustancia que puede elevar estos niveles.
  • Las mujeres embarazadas o en período de lactancia, en vista de que la teína puede afectar su salud y la del bebé.
  • Los individuos que padezcan enfermedades metabólicas como diabetes.
  • También las personas que presentan problemas de coagulación sanguínea o colon irritable.

Diferencias entre el té verde y el rojo

Como comentamos anteriormente, todos los té se extraen de la misma planta; sin embargo, se diferencian en cuanto al proceso a través del cual se obtienen. Por ejemplo, para el té verde se evita la oxidación de las hojas a través de la aplicación de calor seco, ya sea en woks, en hornos, entre otros (se hace en China), así como vapor (se aplica en Japón).

Por su parte, el té rojo, también llamado Puerh, se realiza con el mismo proceso del té verde pero luego se apila bajo ciertas condiciones de temperatura y calor para la fermentación, lo que produce un cambio sensorial y físico total.

Además, el té verde contiene un poco más de cafeína que el té rojo, por lo que suele considerarse como una bebida más saludable.

El sabor es otro factor diferencial importante en relación con estos productos, pues el té verde tiene una tendencia a ser más amargo que el té rojo, cuyo gusto y aroma tienden a ser un poco más agradables.

Aun con esas diferencias no es posible identificar a ciencia cierta cuál es la mejor opción entre uno y otro tipo de té, pues la preferencia e inclinación hacia alguno de ellos depende directamente del gusto que posea la persona que lo consume y las condiciones físicas en las que se encuentra, tomando en consideración las contraindicaciones de una y otra bebida.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here