Alimentos alcalinos

Todos los alimentos que consumimos a diario pasan por un proceso de descomposición conocido como digestión, a través del cual se nutre nuestro cuerpo con proteínas, grasas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales.

Dieta alcalina

Durante la descomposición de los alimentos se genera un contenido de minerales que puede ser ácido o alcalino. Por lo general en PH sanguíneo se clasifica de 0 a 6 se considera ácido y de 7 en adelante alcalino.

Dieta Alcalina

Es una dieta que se base en tomar alimentos alcalinos frente alimentos ácidos. Ahora os daremos todos los pasos, consejos e informaciónpara seguir esta dieta.

PH de la sangre ácido

Cuando el PH del cuerpo está muy ácido suele provocar efectos adversos como la aparición de cálculos, arenilla en los riñones, debilidad, dolores de cabeza y problemas digestivos. Además aumenta el riesgo de padecer cáncer, problemas hepáticos o cardiovasculares.

Todo esto ocurre porque cuando consumimos muchos alimentos ácidos el PH de la sangre tiende a alterarse, por lo que apela a algunos órganos vitales para compensar un poco esa condición estabilizando los niveles del PH.

PH sangre alcalino

Cuando el PH de la sangre está alcalino (sobre 7) se encuentra en un estado de protección ante cualquier enfermedad, en vista de que todos los órganos funcionan adecuadamente, evitando la aparición de patologías de naturaleza viral y bacteriana.

Por consiguiente, este es el estado ideal para que todos los sistemas del cuerpo trabajen de forma correcta y garanticen así nuestro bienestar.

 

Alimentos Alcalinos recomendados

Para mantener un PH alcalino en el organismo lo principal es llevar una dieta saludable, con un alto porcentaje de alimentos alcalinos mayor a los ácidos. Recuerda eso de “somos lo que comemos”. En este caso aplica muy bien, pues según lo que ingerimos será nuestro bienestar.

Por tal razón es importante consumir algunos alimentos alcalinos entre los que destacan las verduras y frutas, tales como las limas, la raíz de loto, los limones, la cebolla, la piña, las frambuesas, albaricoques, fresas, manzanas, melocotones, moras, naranjas, lechuga, rábanos, tomates, melón, sandía, brócoli, zanahorias.

De igual forma las castañas, el pimentón, las endivias, el ajo, la col rizada, los espárragos, el té de hierbas, el kiwi, el mango, las uvas, el kale, las algas, los pomelos, las almendras, las avellanas, el apio, los dátiles, los berros, las espinacas, las escarolas, los guisantes, las judías verdes, el perejil y las especias.

La salsa de soja, el bicarbonato de sodio, las lentejas, la raíz de loto, el agua mineral, la nectarina, el caqui, las pipas de calabaza, la sal marina, la Espirulina y la calabaza también son alimentos considerados como alcalinos.

También puedes agregar a estos alimentos los neutros, que tienen muy baja alcalinidad, entre los que encontramos el aceite de oliva, los brotes de alfalfa, los plátanos, la remolacha, los coles de Bruselas, el cilantro, el té de jengibre, el aceite de coco, el pepino, las verduras fermentadas, el aceite de aguacate.

La avena, la quinoa, el arroz salvaje, las uvas, el tahini, las pipas de girasol también son alimentos que están dentro de los neutros. Siempre deben combinarse con los alcalinos para mantener el equilibrio del PH en la sangre.

Purificación y desintoxicación corporal

Otra de las maneras como podemos mantener la estabilidad del PH corporal es eliminando la toxicidad del organismo, acción que se logra tomando tés y batidos verdes de vez en cuando.

Para ello debemos buscar aquellas hierbas que tienen propiedades diuréticas, por lo que estimulan el drenaje de todas las sustancias tóxicas presentes en el organismo producto de la descomposición de los alimentos que consumimos. También es importante mantener un nivel de hidratación adecuado.

Cero estrés: El estrés es uno de los factores que provocan la segregación de algunas sustancias corporales que tienen un cierto grado de toxicidad para el organismo.

Por esa razón es importante mantener un equilibrio emocional adecuado que nos permita conservar nuestra sangre y órganos principales alcalinos, pues la salud mental influye directamente en nuestro cuerpo.

Practicar ejercicio: Hacer deporte, al menos durante media hora por día, tres veces a la semana, garantiza la activación de todos los sistemas de nuestro cuerpo, entre ellos el metabolismo, por lo que garantiza la eliminación natural de las toxinas que pueden afectar nuestro bienestar.

Recuerda que una vida sedentaria hace que los sistemas del cuerpo reaccionen de forma muy lenta, incluyendo la digestión y metabolización de los alimentos. Por ello es tan importante hacer ejercicio con frecuencia, según nuestras capacidades físicas.

¿Beneficios para la salud de la dieta alcalina?

Una vez que iniciamos una dieta alcalina, consumiendo una mínima cantidad de alimentos ácidos, comenzamos a notar y disfrutar de algunos beneficios y ventajas tales como:

  • Ayuda a que los procesos de digestión se realicen de forma más rápida, sin inflamar el colon.
  • Ayuda a mantener un peso corporal adecuado.
  • Previene el desarrollo de cáncer, pues las células malignas proliferan con mayor proporción en entornos ácidos.
  • Aumenta el consumo de frutas, vegetales y granos enteros, mejorando así el aspecto de nuestra piel.
  • Elimina por completo la ingesta de alimentos procesados o refinados.
  • Tiene alta cantidad de fibra. (mejores alimentos que contentan fibra)

¿Riesgos para la salud de la dieta alcalina?

Como nada es totalmente bueno o totalmente malo en lo que a dietas se refiere, aquella basada en alimentos alcalinos posee algunas desventajas, entre las que encontramos:

  • Su efectividad para bajar de peso no está comprobada aún por estudios científicos.
  • Evita el consumo de algunos alimentos que poseen nutrientes importantes y esenciales para el organismo.
  • Existen muy pocos estudios relacionados con sus beneficios.

En conclusión, como no existen estudios que realmente avalen la importancia y los efectos positivos que tiene llevar una dieta alcalina, lo más recomendable es consumir todos los alimentos pero en las proporciones recomendadas por los especialistas en el área de nutrición.

Por supuesto, siempre prevalecerá la ingesta de verduras, frutas y vegetales, por la cantidad de propiedades nutricionales que contienen y benefician el funcionamiento adecuado de nuestro organismo.

Algunas celebridades como Victoria Beckham llevan una dieta basada principalmente en el consumo de alimentos alcalinos, lo que le ayuda a conservar su cuerpo en buen estado, combinado con la práctica constante de ejercicio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here